Valparaíso: las devastadoras llamas del Chile Neoliberal

Las imágenes que nos llegan de Chile son desoladoras y las cifras escalofriantes, más de 2 mil viviendas calcinadas y más de 10 mil damnificados. Una tremenda y triste tragedia, sin duda. Una lamentable y evitable tragedia.

 

Chile, el país más neoliberal del mundo, se ha caracterizado por tener políticas habitacionales mercantiles y excluyentes. De partida el derecho a la vivienda no está garantizado, ni siquiera aparece mencionado en la Constitución de Pinochet, al contrario, este queda (al igual que el resto de los derechos sociales) en manos de Mercado, con el Estado relegado a un rol subsidiario cada vez mas ausente. Las familias modestas que logran acceder a los subsidios estatales (muchas de ellas gracias el esfuerzo de la lucha, con detenciones, tomas de instituciones y barricadas de por medio) son ubicadas donde los suelos son más baratos, es decir, en las periferias de las ciudades o en lugares de mayor riesgo donde las grandes constructoras e inmobiliarias no ven un negocio. Otros muchos chilenos simplemente no pueden acceder a subsidios y deben vivir de allegados en las viviendas de algún familiar o cercano (viviendo una familia completa en una pieza o construyendo cuartos en el patio), generándose graves condiciones de hacinamiento, riesgos sanitarios y alta de privacidad. Mientras que otros simplemente se ven forzados a ocupar terrenos ilegalmente construyendo viviendas con los materiales ligeros a su alcance, en condiciones completamente adversas y riesgosas. El tener una vivienda y un terreno propio tampoco asegura que se esté a salvo: su ubicación está siempre en aquellas zonas en donde el neoliberalismo no ve posibilidades de lucro.

 

Esta cara del Chile popular, del Chile marginado por el neoliberalismo, es la que sale a luz con cada catástrofe. ¿O es que acaso es una casualidad que sean los campesinos pobres chilenos y mapuche los que se vean más afectados por las erupciones volcánicas? ¿O es cosa del azar que las familias de sectores populares sean las más afectadas en cada terremoto? No es que las clases altas tengan una protección celestial que las hace intocables por las catástrofes naturales, pero el poder del dinero las hace infinitamente menos vulnerables. Familias hacinadas, viviendas de material ligero, edificaciones en zonas de riesgo, falta de interés por parte de las autoridades, es gasolina neoliberal que expande cualquier incendio.

 

Las autoridades de los distintos conglomerados políticos han usufructuado de la imagen e Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad, pero poco han hecho por mejorar las condiciones de vida de ese pueblo empobrecido que habita en los cerros. Son 42 cerros, pero las postales están reservadas solo para algunos y para la zona costera.

Este no es el primer incendio en la ciudad, si el más grande de todos, pero no el único. Existían antecedentes e incendios y aluviones que demostraban el peligro en el que se encuentran miles de familias, en una ciudad que ha dejado a los sectores populares sin lamas mínima planificación urbana (no hay acceso ara los carros de Bomberos, no hay grifos ni vías de escape), pero aun si no se hizo nada y, es más, la reacción de las autoridades fue tremendamente tardía. Tal vez si se estuviesen quemando los sitios turísticos, los miradores, La Sebastiana, el muelle Barón, los bares, pubs y cafés, el muelle Prat y el Congreso Nacional, las autoridades hubiese actuado con premura, pero no fue el caso.

Al igual que en el terremoto del 2010 y en el terremoto en el Norte este año, ha sido el propio pueblo y las organizaciones sociales los que han reaccionado primero ante la ineficiencia de las autoridades. Esas mismas que aprovecharan la tragedia para fomentar la “unidad nacional” y así desviar la situación de conflictividad latente que se vive en el país., también, si tiene oportunidad, aprovecharan de hacer uno que otro negocio, ya que para el neoliberalismo las situaciones de shock siempre representan una oportunidad, como en el 2010 cuando se expulsó a los pobladores del borde costero para privatizarlo entregándolo en manos de las grandes constructoras e inmobiliarias.

 

Como chilenos, desde la Republica Bolivariana de Venezuela, nos solidaríamos con nuestros hermanos en estos difíciles momentos creemos que la mejor forma de evitar que estas tragedias vuelvan a golpear a nuestro pueblo es atacando sus causas, las extremas desigualdades sociales provocadas por el neoliberalismo criminal que reina en Chile.

 

Resistencia Antiimperialista

https://i1.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/DSC_0198.jpg

https://i1.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/DSC_0202.jpg

https://i1.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/DSC_0224.jpg

https://i1.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/DSC_0246.jpg

https://i1.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/DSC_0274.jpg

https://i2.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/DSC_0292.jpg

https://i2.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/DSC_0295.jpg

https://i1.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/MG_8078.jpg

https://i2.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/MG_8080.jpg

https://i2.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/MG_8083.jpg

https://i1.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/MG_8084.jpg

https://i2.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/MG_8112.jpg

https://i0.wp.com/www.ciudadinvisible.cl/wp-content/uploads/2014/04/MG_8114.jpg

 

 

Tres puntos claves para la marcha hacia el Socialismo

Por Neirlay Andrade*, desde

image

Cara
cas. La construcción de una
dirección colectiva, el
fortalecimiento del poder popular y
la urgente trasformación de la base
económica son los desafíos urgentes
de una agenda que determinará la
marcha hacia el socialismo.
A un año del fallecimiento del
Comandante Hugo Chávez, la
profundización del proceso de
liberación nacional en su
perspectiva socialista es el norte de
las fuerzas vivas que trabajan por
una definitiva ruptura con el orden
económico, político y social
impuesto por la lógica del capital.
Un Frente Amplio Nacional
Patriótico
En 2011, el Comandante Chávez
oficializa la creación del Gran Polo
Patriótico (GPP), una instancia que –
de acuerdo a los lineamientos
estratégicos del partido de
gobierno- trataba de ser una “audaz
política de repolitización” de las
fuerzas que acompañaban el
proceso de cambio en el país.
Conceptualmente, el GPP
congregaría a los patriotas en la
defensa de la independencia y la
soberanía; en la práctica se
convirtió en un frente electoral. Con
el fallecimiento de Chávez y la
inexistencia de una dirección
colectiva que garantice la
continuidad del proyecto de
liberación nacional, la necesidad de
que el GPP se convierta en esa
figura de articulación, coordinación
y orientación de la política unitaria
de lucha entre los partidos y el
movimiento popular cobra un
carácter de urgente.
En un primer momento, Nicolás
Maduro dio muestras de
comprender esto y, a solo cinco días
de la muerte de Chávez, se reúne
con el Partido Comunista de
Venezuela. Luego, en mayo de ese
mismo año cita a representantes de
los partidos políticos en Miraflores.
Allí, el presidente propuso un
mecanismo de intercambio entre las
organizaciones.
En febrero de este año, el primer
mandatario asomó la idea de
fragmentar el GPP con la salida de
los partidos políticos. Esta tentativa
de división fortalece el falso
antagonismo entre los intereses de
las organizaciones partidistas y el
movimiento popular.
La urgencia de un Frente Amplio
Nacional Patriótico se mantiene;
pero además es imprescindible que
opere con un programa mínimo
cuyo objetivo central sea el avance
en la construcción de un Estado
democrático, popular y
revolucionario.
Poder Popular para derrocar al
Estado burgués
Sin duda, la construcción de una
alianza que apueste por un
horizonte socialista amerita el
fortalecimiento de un poder cuya
tarea primordial sea el
derrocamiento del Estado burgués y
ese poder no es otro que el Poder
Popular. Un Estado socialista ha de
ser la realización plena del Poder
Popular y esto no ocurrirá mientras
subsistan relaciones de
subordinación entre las experiencias
de organización de base y la
institucionalidad burguesa.
En este punto resuenan las palabras
del 20 de octubre de 2012, recogidas
bajo el título “Golpe de Timón”.
Allí, el Comandante Chávez le dijo al
actual mandatario: “Nicolás, te
encomiendo esto como te
encomendaría mi vida: las comunas,
el Estado social de derecho y de
justicia”.
No se trata entonces de trasferencia
de recursos, ni de subsidios: se
trata de transferencia de poder al
pueblo; se trata de una lucha
descarnada contra la lógica rentista;
se trata, en resumidas cuentas, de
que el papel del Consejo Comunal o
del Consejos de trabajadores no sea
de mero acompañamiento a las
políticas estatales: se trata de
desmontar el viejo Estado burgués.
La transformación de la base
económica
Fue también en octubre de 2012
cuando Chávez advirtió: “No
debemos seguir inaugurando
fábricas que sean como una isla,
rodeadas del mar del capitalismo,
porque se lo traga el mar”. La
autocrítica no estaba de más: cinco
años después de declarar que el
proyecto bolivariano sería orientado
hacia el socialismo, Chávez recordó
que esto no consistía en un decreto
más.
“La base económica de un país
capitalista no es democrática, es
antidemocrática, es excluyente y de
allí la generación de riqueza (…)
para una minoría, una élite, la gran
burguesía, los grandes monopolios,
y de allí también la generación de
la pobreza y la miseria para las
grandes mayorías”, declaró el líder
venezolano.
Una nueva política económica que
ponga punto final a la falta de
planificación centralizada y al
despilfarro del erario público sigue
siendo la titánica tarea de esta fase
de la Revolución Bolivariana.
El Estado venezolano debe asumir
el control del comercio exterior;
frenar el desangramiento de divisas
a través de una central única de
importaciones; liquidar a la
burguesía parasitaria y centrar los
esfuerzos en la activación del
aparato productivo.
Un punto de honor es la eliminación
del Impuesto al Valor Agregado
(IVA). Una reforma tributaria
acorde con la vocación popular de
este gobierno ha de pechar a la
banca y al sector financiero (en el
que predominan capitales privados)
y evitar que 31% del presupuesto
anual del Estado provenga de un
gravamen regresivo que afecta
esencialmente a los trabajadores.

Los 5 escenarios que podrían marcar el destino de la Revolución Bolivariana

El presente escrito tiene por objetivo mostrar un panorama general y resumido de la Contrarrevolución venezolana y los escenarios políticos que se están configurando en el país.

 

I – LA CONTRARREVOLUCIÓN

 

La Contrarrevolución es un proceso revolucionario de carácter capitalista. Sus objetivos son dos: 1) la destrucción del Bloque Histórico Revolucionario ( la unidad de los elementos políticos, ideológicos, económicos, sociales, morales, militares, culturales de una Revolución) y 2) la instauración (o restauración) de un Bloque Histórico de carácter capitalista que acabe con las conquistas revolucionarias y entregue el poder a la burguesía criolla y al imperialismo.

 

Hablamos de Contrarrevolución porque la derecha venezolana (en adelante los “contrarrevolucionarios”) no sólo buscan el fin del gobierno de Nicolás Maduro sino que tienen como objetivos principales:

 

1) LA RESTAURACIÓN DEL CAPITALISMO EN VENEZUELA (estableciendo el dominio de las fracciones financiera y comercial-importadora de la burguesía)

2) EL REALINEAMIENTO DE VENEZUELA CON EL EJE IMPERIALISTA

 

Para lograr estos objetivos principales, la contrarrevolución debe lograr concretar dos procesos:

 

1) Quebrar y erradicar la identidad popular chavista, y

2) Deslegitimar el proyecto histórico socialista convirtiéndolo en una alternativa inviable e indeseable

 

 

II – EL CAMPO CONTRARREVOLUCIONARIO

 

En el escenario contrarrevolucionario presente podemos ver la conjugación de actores, líneas de acción y estrategias que se conjugan y complementan:

 

1 – Operaciones Psicológicas

 

Métodos: manipulación, la tergiversación y la propaganda.

 

Objetivos: generar matrices de opinión para respaldar y complementar las acciones contrarrevolucionarias desarrolladas en otros ámbitos. A través de estas operaciones se justifica la violencia contrarrevolucionaria, se pretende generar desmoralización en la base chavista y en las Fuerzas Armadas, generar descontento, deslegitimar y desacreditar al gobierno, difundir y defender las posiciones de la contrarrevolución política y económica, etc.

 

Actores: medios de la prensa escrita, como El Nacional, El Universal, 2001, Tal Cual, El Nuevo País; redes sociales, por ejemplo, cuentas contrarrevolucionarias de Twitter y Facebook y páginas como Dólar Today, La Patilla, Maduradas; Carteles Mediáticos Internacionales, como la Sociedad Interamericana de Prensa y sus condenas a la libertad de expresión en Venezuela, la cartelización de los medios de Andidiarios, Periódicos Asociados Latinoamericanos y el Grupo de Las Américas que están publicando una página diaria contra Venezuela siguiendo la propuesta de Apevex (Asociación de Periodistas Venezolanos en el exterior), a los que hay que sumar el desprestigio a la Revolución Bolivariana de medios de Miami (Nuevo Herald, Radio Martí, entre otros), de Chile, España, Colombia, Perú, etc. A este sector también debemos sumar a los artistas y personajes públicos que critican y atacan al proceso revolucionario. Son la contrarrevolución mediática.

 

2 – Guerra Económica

 

Actores: grandes gremios empresariales (Venamcham, Fedecámaras, Consecomercio, Conindustria, Fedeagro, Asociación Bancaria). Son la Contrarrevolución Económica y el principal enemigo interno de la revolución.

 

Métodos: usando las armas de la perforación del control de cambio, la fuga de divisas, la especulación, el contrabando de extracción, el acaparamiento, los sobreprecios, han generado desabastecimiento, carencia de divisas, pérdida de capacidad adquisitiva del pueblo, inflación. Este se fortalece con permanencia de factores económicos estructurales que aun no son solucionados y enfrentados estratégicamente por el gobierno.

 

Objetivos: debilitar al gobierno y generar malestar y descontento en la población para poder presionar al gobierno para que se someta a sus directrices y comenzar los cambios al modelo socialista (en construcción) para la restauración capitalista.

 

A)  Política Económica del Gobierno

 

Problema Principal: la política económica el Gobierno Revolucionario aun no logra resolver los factores estructurales de la economía venezolana que impiden la Transición al Socialismo y la superación del capitalismo rentista.

 

Factores estructurales:

 

– Incapacidad para entender el papel de la renta petrolera en la economía, la política y la vida venezolana

– Recurrencia a la devaluación para resolver el flujo de caja

– Incapacidad estructural para detener la fuga de capitales

– Grandes dificultades para planificar la economía

– Dificultad para entender el papel de las reservas estratégicas

– Incapacidad para generar ahorro (tanto del Estado como en el Pueblo)

– Incapacidad para encadenar los procesos productivos

– Incapacidad para jerarquizar gastos en infraestructura

 

B)  Renta y control de cambio

 

La principal pugna entre la Revolución y la Contrarrevolución es por el control de la renta petrolera. El mecanismo que había permitido hasta ahora la redirección (distribución) de la renta hacia el pueblo había sido el Control de Cambios, el que con las modificaciones de los últimos meses, si bien no se ha eliminado, se ha debilitado enormemente y la burguesía se siente con el poder para destruirlo definitivamente. Sin el control de la renta el socialismo en construcción no tiene posibilidades de realización. El Sicad II, más allá de las intenciones revolucionarias del gobierno, finalmente, por los factores estructurales mencionados anteriormente, termina por entregarle parte de la renta a la burguesía financiera, comercial y parasitaria.

 

3) Actores Ideológicos

 

Dentro de los actores del Bloque Contrarrevolucionario debemos también considerar a los “actores ideológicos”, encargados de difundir, instalar y defender la ideología y los sentidos comunes sobre los que se sustenta el actuar contrarrevolucionario y sus objetivos. Entre estos actores debemos considerar:

 

a) a la Iglesia Católica y sus aparatos de reproducción ideológica (escuelas, universidades, fundaciones), siendo la Conferencia Episcopal Venezolana una voz que el ultimo tiempo a atacado duramente al gobierno revolucionario, acusándolo de torturas, represión, persecución y totalitarismo. Además de sus cercanas relaciones con partidos como Copei y Primero Justicia.

 

b) Las Universidades de derecha que forman a los intelectuales orgánicos de la contrarrevolución así como profesionales funcionales al capitalismo. Así como todos los establecimientos educativos funcionales al pensamiento capitalista.

 

c) Los think thanks contrarrevolucionarios que generan pensamiento neoliberal y antibolivariano, entre los que destacan el Cedice (aliado del Cipe –brazo empresarial del Departamento de Estado), la Ned, la Usaid, el Faes español, la Fundación Internacional para la Libertad, el Instituto Cato y la Fundación Friedrich Neuman), el ILDIS (fachada de la socialdemocracia alemana), el Cendes de la UCV, Grupo La Colina de Teodoro Petkoff y compañía, entre otros.

 

d) La cultura capitalista (modas, iconos, estética, música, etc.) que propaga el estilo de vida que el Imperio dice que debemos tener, a través de los medios de comunicación, artistas musicales, farándula, etc.

 

e) Las ONGs contrarrevolucionarias (buena parte de las dirigidas y financiadas desde Estados Unidos) que realizan trabajos de formación y captación de jóvenes y líderes sociales para colocarlos en contra del proceso.

 

4 – La Violencia Contrarrevolucionaria en la Calle

 

Actores Políticos: extrema derecha (la Contrarrevolución Política) entre los que destacan Voluntad Popular, María Corina Machado, Antonio Ledezma, estudiantes radicalizados agrupados en la Junta Patriótica Estudiantil y Popular, entre otros.

 

Método y Objetivos: Estrategia de Derrocamiento Violento: generalizar las protestas y la violencia desestabilizadora con el objetivo de derribar al gobierno de Nicolás Maduro (negando toda posibilidad de diálogo o poniendo condiciones inaceptables para el ejecutivo), ya sea obligándolo a renunciar, mediante referéndum, magnicidio, golpe militar, intervención extranjera, guerra civil, etc. Es la estrategia de la SEDICION GOLPISTA, que la Contrarrevolución Política pretende capitalizar y que es ejecutada por la Contrarrevolución Armada.

 

La Violencia Contrarrevolucionaria en la calle, junto a los efectos de la Guerra Económica, es un factor fundamental dentro del cual se mueven las distintas fuerzas de la Contrarrevolución Política. Entre estas podemos distinguir a aquellos que se han planteado derechamente una estrategia de derrocamiento por la fuerza, la Sedición Golpista, representados por María Corina Machado, Antonio Ledezma, los dirigentes de Voluntad Popular y estudiantes radicalizados.

 

También están aquellos que se mantienen a la expectativa en un segundo plano, apoyando las reivindicaciones y los cambios, pero sin encabezar los llamados sediciosos, como lo está haciendo Acción Democrática, Primero Justicia y Copei (aun cuando sus militantes y dirigencia de base participa en las acciones desestabilizadoras conducidas por el sector más radical). En el caso de Henrique Capriles su apuesta es: convertir la protestas social en un movimiento político que sea capaz de renovar a las autoridades del CNE, TSJ, Fiscal, Defensor del Pueblo, como paso previo a la activación de un Referéndum, Enmienda o Asamblea Constituyente que signifique la salida de Maduro y su llegada a la presidencia.

 

Y están aquellos que sostienen una Estrategia de Dialogo Crítico: actores, entre los que destaca Henry Falcón y Lorenzo Mendoza, que sostienen un DIÁLOGO CRÍTICO con el gobierno. Que no se plantean abiertamente derrocarlo, pero sí realizar cambios políticos a través de cauces legales, respaldando las movilizaciones (pero con un fuerte acento en criticar la violencia en el caso de Falcón). Son los factores a considerar en el escenario del «Outsider» que desarrollaremos más adelante.

 

Aunque varias sus tácticas todos persiguen un fin estratégico en común, y responden a una estrategia general diseñada e impulsada desde los Estados Unidos en donde cada una de estas fuerzas tiene un papel, un lugar y una misión.

 

A)  Actores Armados

 

a) Grupos de Acción Directa de la Contrarrevolución

b) Mercenarios Colombianos y extranjeros.

c) Sectores de las policías municipales, del CICPC y del Sebin posibles de ser reclutados por la contrarrevolución

d) Militares Golpistas

e) Delincuencia Paga

 

III – ESCENARIOS

 

Si conjugamos las distintas apuestas del enemigo, las acciones del Gobierno, la injerencia imperialista, el rol del movimiento popular y de las Fuerzas Amaas, entre otros factores, podemos observar que existen al menos 5 posibles escenarios generales, algunos complementarios entre sí, de desenlace de la situación política nacional:

 

Escenario 1- Golpe contrarrevolucionario

 

Características: La derecha incrementa la violencia y masifica el descontento obligando al gobierno a salir, ya sea mediante derrocamiento violento, renuncia, claudicación o mediante mecanismos como un referéndum, enmienda constitucional, etc.

 

Actores: Es la vía elegida por la extrema derecha, incluidos Leopoldo López, María Corina Machado, Antonio Ledezma, la Junta Patriótica Estudiantil y Popular, entre otros actores de la contrarrevolución política. Los actores de la violencia son los grupos de acción directa de la contrarrevolución, los mercenarios colombianos, policías y funcionarios de los cuerpos de seguridad proclives a ser reclutados, militares retirados al servicio de la contrarrevolución y delincuencia pagada. Legitimados por la contrarrevolución mediática.

 

Requisitos: 1- sumar y/o neutralizar a un sector importante de la base chavista. 2 – Contar con el apoyo de un sector relevante de las fuerzas militares. 3 – Hacer converger la violencia contrarrevolucionaria con el descontento popular provocado por el accionar de la guerra económica. 4 – Quitar legitimidad internacional al gobierno de Nicolás Maduro.

 

Limitantes: 1 -incapacidad estructural de la contrarrevolución (por su origen y esencia de clase) para llegar a los sectores populares y así hacer converger factores políticos y económicos, canalizando el descontento de manera política contra el gobierno. 2 – Férrea alianza entre los militares y el gobierno revolucionario. 3 – Vínculo entre la derecha y la violencia. 4- Objetivos maximalistas (derrocamiento del gobierno, etc.) que impiden llegar de forma concreta al pueblo para canalizar el malestar popular tanto por la carencia de discursos, referencias dirigenciales, simbologías y una similaridad con el pueblo, es decir, no logran construir legitimidad ni identificación popular a nivel de discurso, simbología y liderazgo. 5 – Contexto internacional desfavorable para la contrarrevolución.

 

Escenario probable: frente a las limitaciones mencionadas es probable que la contrarrevolución incremente el accionar operativo de sus grupos armados (terrorismo) para mantener la presión sobre el gobierno y buscar desestabilizar al país, al mismo tiempo, y de manera complementaria, pueden volcarse a lo social para tratar de obtener legitimidad y apoyo para retomar una contraofensiva que haga confluir lo político con lo social y lo económico (como lo están tratando de hacer sectores estudiantiles y de la contrarrevolución política). En ese sentido no es descartable que la contrarrevolución desate una acción terrorista de gran envergadura como un magnicidio/asesinato o un acontecimiento de alto impacto público que les permita generar escenarios favorables.

 

Como hipótesis sostenemos que la Contrarrevolución Política puede vivir un proceso de cambio en sus dirigentes de vanguardia en la medida en que Voluntad Popular, María Corina Machado y Antonio Ledezma se están llevando toda la carga y el desgaste en esta fase, mientras que Acción Democrática, COPEI y Primero Justicia mantienen una posición desde la cual pueden asumir el liderazgo cuando llegue la hora de las definiciones políticas como resultado de las acciones desestabilizadoras, como lo hemos visto con los diálogos con el Gobierno. Esto responde a una parte del Plan de Imperio Norteamericano que contempla en cierto momento un recambio en la Dirección de la Contrarrevolución Política, la que pasaría desde los sectores más extremos al sector conformado por Acción Democrática, Primero Justicia y COPEI, los que serian los encargados de utilizar políticamente el acumulado de la Violencia Callejera y la Guerra Económica.

 

Escenario 2 – Outsider

 

Características: Un actor de poder se presenta como salvador de la situación nacional, mostrándose como un factor por fuera de la disputa entre la contrarrevolución y el chavismo, con el objetivo de asumir la presidencia.

 

Actores: Lorenzo Mendoza, como representante de los productores empresariales se presenta como salvador de la crisis económica (Cisneros intenta algo similar). Henry Falcón, como representante de una derecha dialogante y democrática se presenta como una alternativa de consenso para resolver los problemas del país.

 

Requisitos: En lo inmediato: Mantención del conflicto para poder aparecer como un actor de consenso. Campaña comunicacional y alta presencia política. Aparecer como conciliador para ganarse a la base chavista. Sin embargo, estos elementos no son nada sin un requisito mucho mayor: la salida del gobierno y el establecimiento de un gobierno de transición o nuevo gobierno a partir de nuevas elecciones, ante las cuales el Outsider se presenta como alternativa. De modo que sigue siendo parte de la contrarrevolución por mucho que diga alejarse de esta.

 

Limitantes: dos de las variables que dan viabilidad al Outsider no son controladas por este, como lo es la mantención del conflicto y un desenlace de salida contrarrevolucionaria. En este último caso, quienes dirijan esa salida tendrán todas las capacidades para imponer ellos mismos sus propios candidatos, aunque dada ciertas condiciones la aparente neutralidad del Outsider puede jugarle a favor en un posible Gobierno de Transición.

 

Escenarios posibles: los posibles Outsiders tratarán de ganar visibilidad mediática e influencia política desde posturas conciliadoras (críticas al chavismo y al modelo socialista, apoyando los cambios y demandas pero condenando la violencia) buscando ganarse a un sector de la base chavista, a la espera del desarrollo de los acontecimientos.

 

Escenario 3 – Salida socialdemócrata o “lulista

 

Características Se establece una alianza entre los poderes económicos y el gobierno para establecer un modelo socialdemócrata, parecido al brasileño, en donde los empresarios definen las políticas económicas asegurando sus tasas de ganancia, mientras gobierna un presidente obrero, incluso con un discurso y políticas progresistas, antiimperialistas, integracionistas y con un Estado Protector de los sectores marginados.

 

Actores: Empresarios privados nacionales y factores de tendencia neoliberal y socialdemócrata dentro del gobierno.

 

Requisitos: 1- Mantención de los problemas económicos e incapacidad para resolverlos, 2 – Visibilización del empresariado productivo como un sector capaz de solucionar la crisis, 3 – Mantención de la presión de la contrarrevolución, 4 – Movimiento popular inactivo, 5 – Gobierno que cede.

 

Limitantes: Persistencia de elementos fuertemente revolucionarios en el gobierno, las Fuerzas Armadas y el pueblo que no están dispuestos a entregar el Socialismo. 

 

Escenarios posibles: los factores dentro del gobierno proclives al neoliberalismo y la socialdemocracia seguirán ejerciendo su trabajo para revertir el carácter socialista de la revolución, abriendo espacios al sector privado y limitando el protagonismo popular. El empresariado, por su parte, sabe que la crisis económica tiene factores estructurales y en buena parte es producto de la incapacidad del gobierno para resolver aun los problemas económicos estructurales que impiden la Transición al Socialismo, por lo que pueden seguir presionando desde la Guerra Económica, desde las Conferencias de Paz, desde sus aliados al interior del gobierno, para lograr sus objetivos ya sea domesticando al gobierno por la vía socialdemócrata o reimponiendo su dominio total tras el derrocamiento del chavismo del poder.

 

Como hipótesis podemos sostener lo siguiente: la restauración capitalista significa la implementación de medidas de ajuste económico neoliberal, lo que generaría resistencia popular, por lo cual se requiere de un modelo político altamente autoritario y represivo; al no contar la contrarrevolución con el apoyo de las Fuerzas Armadas sus opciones so o un ejército mercenario o una fuerza de intervención extrajera. Pero, bajo la apuesta socialdemócrata, este problema se resuelve en la medida en que es el gobierno el que implementa las medidas de ajuste y se encarga del malestar social y sus costos, dejando el camino libre para la tomar del poder político por parte de la derecha.

 

Escenario 4 – Magnicidio

 

Características: La Contrarrevolución Armada asesina a Nicolás Maduro y/o a Diosdado Cabello (o realiza una acción terrorista de tan alto impacto público que genere un grave cuadro de desestabilización).

 

Actores: La contrarrevolución armada.

 

Escenarios posibles: un magnicidio generaría un grave cuadro de desestabilización. La contrarrevolución podría tratar de culpar a factores dentro del propio gobierno. Al mismo tiempo, una respuesta popular y militar hacia la contrarrevolución podría desencadenar una guerra civil o un enfrentamiento de alta intensidad, generándose condiciones para una intervención extranjera.

 

Escenario 5 – Salida revolucionaria

 

Características: El gobierno asume una postura totalmente revolucionaria (marginando a los sectores socialdemócratas y neoliberales) avanzando hacia la transición socialista y el Estado Comunal, ya sea porque el pueblo lo obliga o porque decide retomar el rumbo.

 

Actores: El pueblo chavista, factores revolucionarios dentro del gobierno y de las Fuerzas Armadas.

 

Limitantes: 1 – Existencia de factores neoliberales y socialdemócratas al interior del gobierno, 2 – Pasividad popular y carencia de una propuesta de las organizaciones y movimientos populares para la transición socialista.

 

Escenarios probables: si los factores socialdemócratas y neoliberales siguen impidiendo al gobierno retomar el rumbo de construcción socialista, ante la persistencia de los problemas económicos y los escasos espacios dados por el gobierno al movimiento popular para una participación real, el pueblo sale a la calle a expresar su descontento.

 

Si persiste la violencia contrarrevolucionaria puede existir una reacción popular en cadena en donde el propio pueblo salga a la calle a combatir. En este escenario, si el gobierno reprime pierde el respaldo popular y se hunde, por lo que se verá obligado a adoptar una salida por la izquierda y profundizar el proceso revolucionario.

 

IV – ELEMENTOS A CONSIDERAR

 

A)   Factores de incidencia en los escenarios:

 

—  Descontento popular

—  Las Fuerzas Armadas

—  La Guerra Económica

—  El Protagonismo Popular

—  La violencia contrarrevolucionaria

—  La injerencia imperialista

—   

De estos, el Protagonismo Popular y las Fuerzas Armadas son centrales a la hora de evaluar una salida contrarrevolucionaria, ya que si bien el gobierno de Nicolás Maduro hipotéticamente podría caer, en el peor de los escenarios, el gobierno contrarrevolucionario que le siga deberá enfrentar una contraofensiva revolucionaria que haría al país ingobernable.

 

NO HAY PROYECTO REVOLUCIONARIO SIN FUERZAS ARMADAS PATRIOTICAS Y SOCIALISTAS Y UN MOVIMIENTO POPULAR REVOLUCIONARIO. ESTOS SON LOS PILARES PARA LA CONSTRUCCION SOCIALISTA Y LA DEFENSA DEL PROCESO.

 

LA CONJUGACION DEL PODER POPULAR CON EL PODER MILITAR SOCIALISTA ES EL TRONCO DEL ARBOL BOLIARIANO, ESE QUE TIENE TRES RAICES Y TRES FUERTES RAMAS: EL PODER POPULAR, EL PODER MILITAR Y EL GOBIERNO REVOLUCIONARIO.

 

B)   Elementos a considerar:

 

–          El tema central es y seguirá siendo el económico. Mientras no se resuelvan los problemas económicos seguirá habiendo crisis y posibilidad de crisis.

 

–          Aunque pueda parecer contradictorio, y no es deseable, la coyuntura favorece al gobierno debido a que la amenaza contrarrevolucionaria ha unido a los sectores revolucionarios. Al contrario, en la derecha hay divisiones e incapacidad de construir un discurso que llegue a los sectores populares.

 

–          En la derecha emerge un liderazgo fogueado al calor de la lucha callejera. La contrarrevolución armada se preparó para crear este escenario, posee formación, logística, recursos, cuadros y apoyo externo.

 

–          Esta crisis se ha desarrollado aprovechando las debilidades en la dirección chavista tras el fallecimiento del Comandante Chávez. Esas debilidades de la transición post Chávez han sido germen para el surgimiento de la crisis. La falta de Chávez es un elemento que favorece la crisis.

 

–          Sin embargo, este escenario no ha surgido por un descontento popular ni por la genialidad de la contrarrevolución criolla, sino que es impulsada por el Imperio Norteamericano. Tiene un carácter exógeno que siempre debe tenerse en cuenta.

 

–          Este escenario de conflictividad y crisis, por los elementos anteriormente mencionados, no se solucionará en el corto plazo sino que tendrá un carácter prolongado.

 

–          Tiendo en cuenta la reacción popular ante posibles medidas de ajuste de carácter neoliberal, una de las líneas estratégicas del Imperio Norteamericano es forzar al Gobierno Revolucionario para que sea ese el que aplique las medidas de ajuste y evitar así que sea la derecha la que pague los costos políticos y sociales de una Transición Económica al Neoliberalismo (de ahí surge uno de los puntos fuertes a favor del escenario Lulista).

 

C)   EL ENEMIGO Y LOS REVOLUCIONARIOS:

 

EL PRINCIPAL ENEMIGO ES EL IMPERIO NORTEAMERICANO Y LA BURGUESIA CRIOLLA (Y TRAS EL, EL CAPITAL FINANCIERO TRASNACIONAL).

 

El gobierno fue certero en su momento en identificar al enemigo en Fedecámaras, Venamcham, Conindustria, Fedeagro, Consecomercio y la Asociación Bancaria. Sin embargo, ahora, en el contexto de los diálogos de paz, estos aparecen casi poniendo condiciones y el gobierno a la defensiva. Entendiendo la necesidad de entrar en diálogo con estos sectores, a estos hay que acorralarlos y ponerles condiciones, sin dejar de señalarlos como los responsables de la situación actual del país.

 

Lo que está ocurriendo en Venezuela, la contrarrevolución, es orquestada por el Imperio Norteamericano. Las distintas tácticas de la Contrarrevolución Política, Mediática, Económica y Armada, responden a un plan muy bien diseñado y pensado para restaurar el Capitalismo en la Patria de Bolívar.

 

Pero los revolucionarios tenemos en nuestras manos las herramientas para revertir la situación. Tenemos el gobierno, las instituciones del Estado, la mayoría de las gobernaciones, alcaldías y la Asamblea Nacional, a las Fuerzas Armadas Bolivarianas, al Poder Popular, el respaldo internacional de los gobiernos y pueblos y, sobretodo, una conciencia y disposición revolucionaria, legadas por nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez.

 

PODEMOS PASAR A LA CONTRAOFENSIVA Y DARLE UNA SALIDA REVOLUCIONARIA A LA CRISIS!!

 

 

(El presente escrito es un resumen de un documento de análisis mayor que pueden solicitarlo a resisenciaantimperalista@gmail.com(

Facebook informó que el Estado de Chile solicitó información de usuarios

La red social indicó que se
pidió inormación de 445
usuarios durante el 2013.
La compañía entregó estos
datos en el marco de su
informe semestral de
transparencia, que comprende
los meses de julio y
diciembre. El documento
detalla que la red social
recibió 230 requerimientos de
información, por 334 usuarios
y que se respondió sólo el
64,35 por ciento de las
solicitudes.
Facebook indicó que de las
peticiones que reciben, se
aceptan sólo las solicitudes
válidas que tienen que ver con
casos penales, donde se
comprueba la validez jurídica
y se rechazan requerimientos
con datos demasiado vagos o
imprecisos.

Decenas de civiles mueren en Siria por atentado terrorista

Un atentado con coche bomba
perpetrado por elementos del grupo
terrorista Frente al-Nusra en una
aldea de la provincia de Hama,
centro de Siria, ha causado decenas
de muertos entre los civiles.
Un terrorista, tras penetrar este
sábado en la aldea, ha hecho
estallar su vehículo cargado de
bombas en un barrio muy
concurrido, de ahí el alto número de
víctimas civiles, informan fuentes
locales.
En Alepo, otros diez civiles, entre
ellos cinco niños, han perdido la
vida durante el bombardeo
perpetrado por grupos terroristas
contra algunos barrios residenciales,
informa la Organización No
Gubernamental Observatorio Sirio de
Derechos Humanos (OSDH).
También durante la jornada de hoy,
las fuerzas de seguridad y miembros
de las bandas armadas han
mantenido duros enfrentamientos en
un centro de inteligencia del Ejército
en el oeste de Alepo.
“Los combates son los más violentos
desde que empezaron las batallas en
Alepo a mediados de 2012, y nunca
se había producido tan cerca del
centro de inteligencia del barrio de
Zahra”, indica Rami Abdel Rahman,
el director del OSDH.
Los soldados sirios han frustrado, a
su vez, un intento de los terroristas
por infiltrarse en el barrio de
Ameriah en Alepo, acabando con
decenas de ellos.
En otras operaciones llevadas a cabo
en varias localidades de Alepo, las
fuerzas gubernamentales han dado
muerte a numerosos terroristas y
destruido sus pertrechos bélicos.
En la provincia suroccidental de
Deraa, los terroristas han sufrido
bajas de mención entre sus filas en
el ataque dirigido por las fuerzas
gubernamentales.
El Ejército sirio ha desplegado un
gran operativo para acabar con los
elementos terroristas y retomar el
control total de Siria, país inmerso,
desde marzo de 2011, en una crisis
auspiciada desde el extranjero, cuyo
objetivo ulterior es derrocar al
Gobierno del presidente sirio,
Bashar al-Asad.

image

Abril 2002: Los medios detrás del golpe de Estado en Venezuela

El 11 de abril de 2002 ocurrió un hecho inédito en la historia de Venezuela, un golpe de Estado en que los medios de comunicación jugaron un rol determinante antes, durante y después de la acción anticonstitucional, al crear una ola de violencia y de desinformación, con la que se montó una matriz mediática internacional contra el Gobierno del Presidente Hugo Chávez, acusándolo de represor y violador de los derechos humanos de la población.

Signados por informaciones falsas, los medios privados de comunicación se convirtieron en el eje más importante que articuló el derrocamiento por menos de 48 horas del mandatario venezolano, una violenta represión social y una salvaje persecución de los miembros del Gobierno Bolivariano, con un saldo aproximado de 30 fallecidos y 70 heridos.

Unión Radio, RCR, El Nacional, El Universal, El Nuevo País, Venevisión, RCTV, Televén y Globovisión, estos últimos denominados los “Cuatro jinetes del apocalipsis”, alimentaron el odio de un sector de la oposición con un objetivo bien definido, crear el escenario para la paralización del país, concentraciones, y la sublevación, alimentando el odio de la clase media venezolana.

Inoculación del odio

Erick Rodríguez Miérez, investigador venezolano, presidente del Consejo Superior de la Universidad Simón Bolívar-Caracas, en su libro “ Psicoterrorismo mediático Una amenaza a la soberanía nacional-La disociación sicótica: Arma ideológica de la Contrarrevolución Bolivariana“ , refiere que los medios se convirtieron en elementos de inducción para desencadenar la violencia y la intolerancia, como parte de una estrategia comunicacional puesta en marcha a partir del año 2001.

“Los medios de comunicación social asumieron el rol de oposición, utilizando a los periodistas, comunicólogos, artistas y narradores de noticias como sustitutos de los políticos tradicionales en su papel de opositores.”
Foto: Archivo

El investigador explica en su trabajo que la labor realizada por los medios de comunicación durante décadas les permitió manipular estereotipos, arquetipos y símbolos que inocularan en los meses previos a los sucesos de abril de 2002 un rechazo hacia el presidente Hugo Chávez y su proyecto socialista en un sector de la población venezolana, especialmente en la clase media.

“Para lograr estos objetivos, los directivos de los medios de comunicación, liderados por Venevisión, Globovisión y RCTV, hicieron una especie de pacto en el año 2002 para derrocar el gobierno de Chávez. Con financiamiento extranjero, especialmente de la administración de George W. Bush, y en alianza con los grupos económicos afiliados a Fedecámaras manipularon a sectores de la clase media, a quienes ya venían inoculando con sus mensajes, convirtiéndolos en telemanipulados”.

Una masacre editada por los medios

En los meses previos a abril de 2002 los medios impresos y audiovisuales sobreestimularon a la población para que reaccionara con violencia ante las políticas de inclusión del presidente Chávez que lesionaban los intereses del empresariado, pero les hacían creer que iban en contra del ciudadano común.

“Sometieron a las audiencias a la invasión de símbolos asociados al miedo persistente, irracional, exagerado e invariablemente patológico, produciendo una ruptura de factores que unen a la sociedad y, con ello, aparece la intolerancia. Esto indujo a la agresión verbal y física, a la destrucción, sin importarle si eran adultos o niños, a quienes causaban daño y hasta el autocastigo. Es, a partir de este estado psicológico, que se incita al uso de símbolos como el de la cacerola de manera intensiva contra los seguidores del proceso Bolivariano, a quienes estigmatizaron como lumpen, turbas, chusma, hordas, violentos.”

Días antes del 11 de abril, realizaron un gran campaña de propaganda política para preparar la explosión llamando a Miraflores, calentaron la calle para que se diera una enorme marcha que serviría de plataforma de la oposición para justificar un golpe, a costa de la vida de ciudadanos que serían objetivos de un grupo de francotiradores y que los medios convertirían en falsas víctimas del Gobierno Bolivariano.

La radio y la televisión se dedicaron a transmitir información en la que referían supuestos ataques por parte del pueblo revolucionario a la marcha opositora que se dirigía a Miraflores, nunca enfocaron lo que ocurría al sur del Puente Llaguno, en la avenida Baralt. En esa arteria vial no estaba la marcha opositora sino una ballena (vehículo antimotín) de la Policía Metropolitana que estaba bajo las órdenes del alcalde metropolitano Alfredo Peña, quien traicionó a los votantes chavistas y saltó la talanquera pasándose a la oposición.

Esta emboscada sangrienta se pondría en evidencia a través del comportamiento de los medios audiovisuales cuando horas después de roto el hilo constitucional, en su programación solo se transmitían dibujos animados y música, mientras en la calle el pueblo salía a reclamar el regreso de Chávez a la presidencia. Por su parte, los medios impresos tenían preparado con anticipación grandes titulares anunciando la caída del mandatario.

Un equipo de la transnacional de noticias CNN grabó un video con un ensayo de diez militares golpistas. La persona que leyó el documento, el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez, sería nombrado al día siguiente ministro de la Defensa del Gobierno de facto. Ramírez anunciaba muertes, horas antes de que éstas ocurrieran.

La actuación de los medios fue reconocida por los golpistas el 12 de abril, cuando agradecieron públicamente a las empresas privadas de comunicación su participación en esta acción, soportada en una intensa campaña de miedo, manipulación, tergiversación, desinformación de la realidad los meses previos a abril de 2002.

FUENTE: PRENSA RADIO NACIONAL DE VENEZUELA